lunes, 15 de septiembre de 2008

Media hora. Constantino Cavafis

Ni pude hacerte mío, ni podré jamás,
supongo. Algunas frases, un acercamiento
como anteayer en aquel bar, y basta.
Es una pena, no lo niego. Mas nosotros
los Artistas, a veces, con la fuerza de la mente
y, por supuesto, sólo por un rato, conseguimos
crear placer que casi se imagina material.
Así anteayer en aquel bar -y con la ayuda
leal y compasiva del alcohol-
media hora de amor gocé perfecta.
Y tú te diste cuenta, me parece,
y a propósito te quedaste un poco más.
Y era completamente necesario.
Porque con toda la imaginación y el alcohol mágico
hacía falta contemplar también tus labios,
hacía falta la presencia de tu cuerpo.

1917

Edic. de Anna Pothiou y Rafael Herrera. Visor Libros.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...